Saltar
Saltar a la lista de productos

Jardinería

¿Cómo me inicio en la jardinería?

Paso 1: Decide lo que quieres cultivar

El primer paso de cualquier proyecto de jardín es elegir las semillas. A la hora de decidir, piensa en el grado de mantenimiento que estés dispuesto a realizar. Si es tu primer jardín, lo lógico sería empezar con plantas que sean fáciles de cuidar.

Otra cosa que debes tener en cuenta es la temporada. Las plantas que se cultivan al aire libre deben plantarse en una época determinada del año si quieres que crezcan bien. Para la jardinería de verano, muchas plantas deben plantarse durante la primavera. Algunas plantas necesitan un clima más frío para crecer y tendrán que plantarse en una época posterior del año. Un proyecto de jardinería de interior, sin embargo, te da un poco más de flexibilidad.

Paso 2: Elige el lugar adecuado para tu jardín

El siguiente paso es pensar dónde quieres que esté tu jardín. ¿Tienes un jardín en el balcón o un invernadero en el patio? ¿Plantas en el suelo o tienes jardineras y macetas de exterior? Asegúrate de elegir un lugar que se adapte a tu selección de plantas.

La mayoría de las plantas necesitan mucho sol. A algunas les basta con 6 u 8 horas de sol cada día, mientras que otras necesitan hasta 16 horas al día. Ciertas plantas prefieren la luz solar directa, mientras que otras crecen mejor con luz solar parcial. Algunas plantas prefieren climas más cálidos, mientras que otras crecen mejor con temperaturas frías. Crea el entorno adecuado para tus plantas y tendrás un hermoso jardín en poco tiempo.

Paso 3: Elige la tierra adecuada (y mejórala)

Las plantas son diferentes y, lógicamente, prefieren distintos tipos de tierra. Los tres tipos principales de tierra son arcilla, arena y limo. También está el limo arenoso, que es una combinación de los tres. Puedes averiguar qué tipo de tierra prefiere tu planta comprobando la etiqueta que la acompaña, o leyendo la descripción del producto en el sitio web. Elegir la mejor tierra para tus plantas es el primer paso, pero también deberás nutrir continuamente la tierra con un fertilizante. Puedes hacer esto con un compost para jardín, algunas hojas marchitas o incluso fertilizante comprado en la tienda.

Paso 4: ¡Es hora de empezar a cultivar!

Planta las semillas en el nuevo hogar que les has preparado y comienza tu aventura jardinera. Con amor, cuidado y un poco de nutrición vegetal, podrás cultivar un frondoso jardín que admirarán durante años.

¿Qué materiales básicos de jardinería necesito?

Para la jardinería al aire libre, te recomendamos empezar con los materiales de jardinería más importantes:

  • Guantes de jardinería
  • Tijeras de podar de mano
  • Pala
  • Rastrillo
  • Horquilla de excavación
  • Herramientas manuales pequeñas para plantar

Si vas a crear un jardín de interior, necesitas otro equipo básico para asegurarte de que las plantas tienen lo que necesitan para crecer. Para los principiantes, lo siguiente debería bastar:

  • Un recipiente, como una maceta o una jardinera
  • Tierra o sustratos de cultivo, para proporcionar anclaje a las raíces de la planta
  • Una luz para cultivo si la planta requiere mucha luz
  • Fertilizante o nutrición vegetal

Independientemente de si el jardín es de interior o de exterior, las plantas necesitarán agua. Recomendamos usar una manguera de agua si el jardín es de exterior. Compra una regadera si no dispones de mucho espacio para regar y si el jardín es de interior. Un pulverizador para el jardín de interior también es una buena inversión, ya que algunas plantas necesitan que se aplique agua directamente a las hojas.

¿Cuáles son los mejores consejos para la jardinería de verano?

Si eres principiante, aquí tienes algunos consejos para la jardinería de verano:

  • El verano significa sol y temperaturas cálidas. Por eso es la época de plantar verduras como judías, maíz, pimientos, calabazas y calabacines.
  • Al igual que a los humanos, a los insectos les encanta el verano. Vigila las plagas y la maleza.
  • No tengas miedo de recortar tus plantas. La mayoría de las plantas crecerán aún mejor cuando se quiten las flores muertas y las vainas de las semillas. Así hay más espacio para que florezcan las nuevas.
  • Si tienes plantas en macetas, deberás mantenerlas frescas. Usa mantillo en la tierra para mantenerla a una temperatura más baja.
  • Fertiliza las plantas que tienes en macetas. Necesitarán más nutrición durante los meses de verano.