Saltar
Saltar a la lista de productos

Condimentos, quesos y mermeladas

Hay comidas que no están perfectas sin una buena dosis de salsa, mermelada u otro condimento. Por ejemplo, la mermelada de arándanos rojos y la salsa de nata son acompañamientos básicos para las albóndigas suecas. El salmón ahumado está aún más rico con un poco de mostaza y salsa de eneldo. Y si te apetece algo dulce, prueba nuestras mermeladas de fruta.