8 imágenes de HANNALILL
Saltar imágenes
HANNALILL Cortina, 1 par, gris, 145x250 cm

HANNALILL Cortina, 1 par, gris,

Precio $ 29990
Precio IVA incl.
HANNALILL Cortina, 1 par, beige, 145x250 cm
HANNALILL Cortina, 1 par, gris, 145x250 cm
HANNALILL Cortina, 1 par, turquesa claro, 145x250 cm

Cómo conseguirlo

La solución ideal para proteger tu intimidad o evitar fastidiosos reflejos en el TV o en la pantalla del PC. Sin embargo, la luz exterior se filtra y crea un ambiente acogedor en la habitación.

Número de artículo104.173.19

Detalles del producto

Las cortinas filtran la luz y proporcionan privacidad, porque evitan que se vea la habitación desde el exterior.

Las cortinas con cinta de fruncir te permiten colgarlas directamente en la barra usando el dobladillo o las trabillas. También puedes colgar las cortinas de un riel con ganchos y anillas.

Al usar ganchos y argollas, crearás un aspecto más elegante y formal, y los accesorios de montaje quedarán ocultos.

Diseñador

IKEA of Sweden

País de origen

Pakistán, Turquía

Medidas

Largo: 250 cm

Ancho: 145 cm

Peso: 1.00 kg

Superficie: 3.63 m²

Unidades: 2 unidades

Evaluaciones

Bonito y práctico.Claudia MautzBonito y práctico.5
Muy bueno , tela realmenteNelson Condori TolaMuy bueno , tela realmente de calidad y las medidas son tal cual en en anuncio5
PerfectasYasnna Araneda VidalMuy delicadas. Linda caída5
10/10Claudia RojasSon maravillosas, las recomiendo.5
Mala calidadConstructora Salem SpaMala calidad1
CortinasFrancisca ArzolaEl producto cumple, permite el paso de la luz en en día y a la vez no se ve desde afuera por la noche al tener las luces prendidas, buen producto!5
HermosasPaulaMe encantan, filtran mucha luz. La tela es muy delicada y buena calidad. Se puede iluminar la habitación y mantener la privacidad al mismo tiempo. Mis plantas lo agradecen.5
Lo que esperabaDaniela ValdebenitoBuena calidad, igual a la descripción del producto5
HANNALILL Cortina, 1 par, gris, 145x250 cm

Cómo trabajamos el algodón

Utilizamos algodón en muchos de nuestros productos: sofás, cojines, sábanas e incluso colchones. El algodón es una fibra renovable suave y resistente que permite el paso del aire y absorbe la humedad. Estas cualidades hacen del algodón uno de los materiales más importantes para nuestra actividad. Sin embargo, también presenta algunos desafíos, especialmente los relacionados con los métodos de cultivo convencionales, ya que tienen un impacto negativo en el medioambiente, y con las condiciones laborales de las personas que lo trabajan. Teniendo en cuenta el volumen y el tamaño de nuestra producción, queremos promover un cambio en la industria del algodón.

Trabajar en equipo para promover el cambio

En IKEA utilizamos aproximadamente el 0,5 % de todo el algodón producido en el mundo cada año. Quizá no parezca una cantidad significativa, pero es lo suficientemente grande como para promover un cambio en la industria. Durante años, hemos colaborado a nivel global con nuestros socios y otras entidades relacionadas para transformar el cultivo tradicional del algodón a gran escala y crear estándares sociales y medioambientales para su producción. Por ejemplo, colaboramos en la creación de la Better Cotton Initiative (BCI), responsable del mayor programa de cultivo sostenible de algodón del mundo. La BCI tiene como objetivo conseguir que la producción global de algodón sea mejor para las personas que lo producen, para el medioambiente en el que se cultiva y para el futuro del sector. En la actualidad, más de 110 000 agricultores han adoptado prácticas de cultivo más sostenibles en proyectos de IKEA.

Garantizar que toda la cadena de valor cumpla las normas

Todos los productos IKEA se fabrican de acuerdo con nuestro código de conducta para proveedores: IKEA IWAY. Este estándar marca las condiciones medioambientales y sociales mínimas que se esperan de nuestros proveedores, que incluye el cumplimiento de la legislación local vigente. En IKEA no aceptamos ninguna clase de trabajos forzados, trabajos infantiles o tratamientos que incumplan los requisitos de nuestra cadena de distribución. Nuestros equipos trabajan por todo el mundo para asegurarse de que la totalidad del algodón que usamos en nuestros productos cumpla los requisitos y las normas de nuestra cadena de distribución. Estos equipos visitan en persona aquellos lugares en los que se ha tenido dificultades para conseguir procesos de cultivo responsables. De esta manera, podemos desafiar las formas tradicionales de trabajar y mejorar la industria. Si descubrimos lugares en los que no podemos garantizar el cumplimiento de nuestros requisitos, actuamos sobre el terreno y promovemos el cambio.