Ir al contenido principal
Ir a la lista de productos

Marcos de cama beige

Encuentra una cama beige en nuestra selección de camas y revisa todas sus propiedades de diseño que incluyen la elegancia y la neutralidad para tus espacios. Puedes encontrar una cama beige con almacenamiento incorporado debajo del colchón. También vienen en tamaños variados que te permiten combinar la cama con tus necesidades. Pónte cómodo con estilo con los diseños de cama beige de IKEA.

Ordenar y filtrar

71 artículos
Comparar
Mostrando 24 de 71

Por qué elegir un marco de cama beige

El beige es un color atemporal y adaptable, perfecto para cualquier decoración de dormitorio. Aquí puedes encontrar una gran selección de marcos de cama beige, para renovar tu dormitorio y lograr el toque de elegancia que siempre has querido.

Las camas beige son atemporales

Debido a que el color beige es tan versátil, puede encajar bien en casi cualquier tipo de habitación. Beige es un tono neutral, lo que significa que puedes mantener una cama beige en tu pieza sin importar cuántas veces redecoras. Aún mejor, entre los diseñadores de interiores, el uso de beige está creciendo rápidamente en popularidad en el último tiempo.

Una cama beige te calma

Con un marco de cama beige, creas una base calmante y neutral en la habitación que va bien con cualquier color que agregues a su alrededor. Esto se debe a que beige tiene un efecto calmante en la mente. Es la elección perfecta, no importa qué tipo de espacio deseas crear.

Los marcos de cama beige vienen en muchos estilos

Duerme bien por la noche en una cama beige IKEA de gran calidad. Puedes encontrar camas beige en varios tamaños y materiales para adaptarse perfectamente a tu espacio para dormir.

Nuestras camas beige vienen en diferentes tamaños y configuraciones

Si necesitas una cama grande para la habitación principal, o una cama pequeña para una habitación de invitados, puedes encontrar la perfecta aquí. Muchos de nuestros marcos de cama beige también cuentan con almacenamiento incorporado para aprovechar al máximo el espacio de tu habitación y mantener tus accesorios de poco uso siempre ordenados.