Trabajar en EL GRUPO IKEA
Cada producto esconde
la historia de un colaborador
Te animamos a que hagas lo que te gusta, a que pruebes distintos puestos de trabajo o que progreses en el que más te gusta. Lee algunas de las historias de nuestros colaboradores y verás que cada experiencia es única, pero todas positivas. ¿Cómo será tu experiencia como trabajador de IKEA?
Siluetas de productos de IKEA que representan diferentes áreas de trabajo
Imagen de Hector Bianchi, controlador de proyectos, Gestión de proyectos
Hector Bianchi
Controlador de proyectos,
Gestión de proyectos
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Gestión de proyectos
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Mi experiencia con IKEA comenzó en EE. UU. como cliente. Yo era fan de IKEA. Mi novia consiguió trabajo en IKEA y nos mudamos a Suecia. Me pareció que me podría gustar trabajar en IKEA y, al cabo de unos meses, comencé en IKEA Communication como comunicador de producto. Ya había trabajado en el campo del diseño web y el marketing online en EE. UU. Comencé trabajando con los símbolos, las instrucciones y el embalaje. Me divertía mucho lo de las instrucciones de montaje; intentar comunicar a través de las imágenes es muy interesante. Nuestro reto era conseguir que fueran cada vez más fáciles de entender. Estaba deseando trabajar en el área de Gestión de proyectos, así que comencé estudiar posibilidades en IKEA of Sweden (Surtido y suministro). Me reuní con un seleccionador de personal y conseguí un puesto como controlador de proyectos. Transformamos las ideas en planes de actuación y éstos, a su vez, en productos para la tienda. Más concretamente, yo me encargo de que se cumpla el calendario y de gestionar los riesgos.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Una de las cosas que más me atraía de IKEA eran sus valores. Los comparto al 100 %. Son valores basados en el sentido común. Hacemos las cosas pensando en los clientes y en el medio ambiente, y eso repercute positivamente en IKEA. Otras empresas hacen las cosas a la inversa. Queremos realmente mejorar la vida de las personas.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Veo que realmente cambiamos la vida de las personas. Vengo cada día a trabajar sabiendo que puedo conseguir cosas importantes. Yo me encargo de que se cumpla el calendario de trabajo, pero eso es mérito de todo un equipo. Diseñamos el plan entre todos y nos esforzamos por cumplir los plazos también todos. Esta tarea me resulta muy gratificante porque se consigue trabajando en equipo.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Que es muy divertido, y que IKEA abarca muchos ámbitos del sector del mobiliario (suministro, desarrollo del producto, ventas, etc.). Hay muchas formas de participar. Es una empresa fantástica en la que crecer, tanto a nivel personal como a nivel profesional.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Uno de los valores que más interesa es el del control de los costes. No se trata de hacer productos baratos. Se trata de hacer productos que duren y que sean útiles en los hogares. Tenemos una actitud integradora y queremos mejorar la vida de todo el mundo. Disponemos de espacio suficiente para experimentar. No nos importa cometer errores, ni tener que intentar las cosas mil veces; somos conscientes de que es la única manera de aprender y mejorar. Los valores de IKEA hacen que me sienta muy cómodo en la empresa, a la vez que me motivan para esforzarme.
línea gris
Imagen de Samuel Blom, operario, IKEA Industry
Samuel Blom
Operario,
IKEA Industry
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de IKEA Industry
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Comencé trabajando un verano. Después me hicieron un contrato indefinido. Me enseñaron todo sobre la línea de producción y ahora soy el encargado de una de las prensas grandes. Es un puesto de mucha responsabilidad. Tengo que comprobar que todo funciona correctamente y garantizar la seguridad.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Me interesó IKEA por las oportunidades que ofrece. Por ejemplo, he recibido formación práctica y teórica sobre protección y seguridad y he podido compartir esos conocimientos con mis colegas. Formar a otros colaboradores es muy divertido.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Creo que lo que más me motiva es saber que somos un punto clave de las operaciones de nuestra empresa. Estamos en medio, así que somos los encargados de detectar cualquier problema. Cuando empecé no tenía mucha idea sobre maquinaria, pero ahora ya me defiendo. He aprendido mucho de las personas que me rodean. He aprendido sobre mecánica y sobre el funcionamiento de las cosas. Cada día aprendo cosas nuevas. Operamos a una escala muy grande y eso supone mucho trabajo.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Le diría que si quiere trabajar y está dispuesto a esforzarse, puede aprender y prosperar muchísimo. Los colaboradores son una buena fuente de aprendizaje y siempre están dispuestos a ayudar. Hacen todo lo posible por enseñarte. Te dedican el tiempo que haga falta. Cuando tienes alguna duda, siempre están ahí. Eso es muy importante. Les hago muchas preguntas y siempre me las intentan responder.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Quiero prosperar. Quiero mejorar día a día como operario. Llevo poco tiempo, pero ya me voy ubicando y me desenvuelvo cada día mejor. Incluso formo a otras personas. Además también puedo prosperar en otros ámbitos. Me encantaría trabajar en el área de seguridad, y formar a otras personas es el primer paso. Al ser una empresa grande, hay muchas oportunidades. En Recursos humanos hay una gran variedad de puestos. Aunque uno empiece como operario, siempre puede aspirar a ocupar otro puesto. Hay muchos puestos a probar. Los jefes son muy cercanos. Nos tratan como a iguales. Eso es algo nuevo para mí.
línea gris
Imagen de Souzan Meana, jefa de equipo, IKEA Business Solutions
Souzan Meana
Jefa de equipo,
IKEA Business Solutions
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de IKEA Business Solutions
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Comencé hace dos años, cuando me apunté a un programa de formación sobre gerencia de IKEA en Suecia. Tengo experiencia en TI, y en el programa tuve la oportunidad de trabajar con el director del departamento de informática. Apenas conocía IKEA, y de repente me vi trabajando con los responsables de la empresa. Fue muy duro, pero también una experiencia fantástica. Tuve la suerte de poder conocer IKEA muy bien en muy poco tiempo. Después me propuse ser líder. Conseguí un puesto como jefa de equipo. Ha sido una experiencia formidable. Lo que más me gusta es que puedo probar muchas cosas diferentes y diferentes tipos de liderazgo y gerencia. Cometo muchos errores al cabo del día, pero trabajo en un entorno de confianza que me permite probar y equivocarme las veces que haga falta.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Intento encontrar el sentido a todo lo que hago, y el objetivo de “crear un mejor día a día para la mayoría de las personas” tiene mucho sentido para mí. Me gusta que sea una empresa que trabaja pensando en las personas en vez de perseguir exclusivamente beneficios económicos. Eso significa que podemos tener perspectivas a largo plazo.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Me gusta dirigir a otras personas y ayudarles a crecer. No obstante, es más difícil de lo que parece. Es lo que quería hacer, pero reconozco que no es fácil. El puesto implica muchas responsabilidades. Hago todo lo posible por crear unas condiciones adecuadas para que los colaboradores puedan hacer bien su trabajo. Si lo consigo, ya estoy contenta.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Confía en ti mismo y sé tal cual eres. Cuando uno intenta comportarse de una manera distinta a como es no consigue explotar todo su potencial. Todos mis logros los consigo siendo fiel a mí misma y realista con mis posibilidades. Confío mucho en mi jefe. Sé que él también confía en mí.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
El compañerismo, que para mí es fundamental. Contrato a muchas personas y doy mucha importancia a ese aspecto. Para poder trabajar en equipo, el compañerismo es fundamental.
línea gris
Imagen de Bill Lo, ingeniero de requisitos del producto, Diseño y desarrollo del producto
Bill Lo
Ingeniero de requisitos del producto,
Diseño y desarrollo del producto
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Diseño y desarrollo del producto
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Trabajaba en una empresa de mobiliario de oficina en Hong Kong cuando vi una oferta de trabajo en la web de IKEA. Estaba estudiando posibilidades de desarrollo y aquel puesto me pareció interesante. Conseguí el trabajo y me trasladé a Suecia. Me queda muchas cosas por aprender. Mis colegas ya me han enseñado muchas de ellas. Me han enseñado todo lo relativo al proceso de desarrollo del producto, los materiales y los requisitos que deben cumplir los productos. A veces, los clientes ven una mesa y piensan que es sencillamente eso, una mesa. Sin embargo, detrás de ella hay muchas horas de trabajo y estudio (materiales, superficies, seguridad, durabilidad, etc.).
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Uno de los motivos principales es que IKEA tiene muy buena reputación. Cuando vi el anuncio de la oferta de trabajo, solicité el puesto y busqué información sobre la empresa. Los comentarios e informes sobre la empresa son muy positivos. Pensé que me gustaría trabajar en IKEA.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Me gusta trabajar en los productos que se hacen con materiales nuevos. En esos casos debemos desarrollar muchos requisitos y estudiar factores como las propiedades mecánicas, la resistencia a la radiación ultravioleta, la reacción al calor y la humedad, etc. Es un trabajo nuevo para mí, y eso me motiva. Creo que IKEA hace muy bien en trabajar con materiales nuevos. Anteriormente ya había trabajado en el sector del mobiliario, pero no con materiales nuevos. En IKEA probamos cosas nuevas. A veces las cosas no salen bien, pero queremos seguir intentándolo para proteger el medio ambiente.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Le diría que es una buena empresa, que uno tiene mucha libertad y que la gente siempre está dispuesta a ayudarte. IKEA asume que para poder aprender y mejorar es necesario cometer errores. Mi jefe siempre dice que es mejor pedir perdón que pedir permiso».
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Tillsammans. Trabajamos siempre en equipo, ayudándonos los unos a los otros. Y nuestro lema es: “Atrévete a ser diferente”. No somos nada conformistas en cuanto a nuestro surtido. Desarrollamos constantemente productos nuevos, con diseños y materiales diferentes. Siempre nos planteamos la misma pregunta: ¿Cómo lo podemos mejorar?
línea gris
Imagen de David Johansson, desarrollador de producto, IKEA Food/Restaurante
David Johansson
Desarrollador de producto,
IKEA Food/Restaurante
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de IKEA Food/Restaurante
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué has hecho hasta el momento?
Siempre he trabajado como chef. He trabajado en todo tipo de restaurantes. Tenía una cadena de cafeterías suecas en Nueva York, así que estoy acostumbrado a acercar la gastronomía sueca al público internacional. Cuando volví a Suecia comencé a plantearme trabajar en IKEA. Me puse en contacto con IKEA Food y me ofrecieron un puesto como desarrollador de producto en la gama de actividades. Estuve dos años y fue una experiencia fantástica; sin embargo, el desarrollo del producto de entonces me parecía algo limitado. Por eso propuse el puesto de especialista en desarrollo de recetas. Me inventé mi propio puesto. Actualmente tenemos varios equipos, como en el caso del desarrollo de muebles.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Me apetecía hacer algo a escala global para poder llegar a muchas personas. En IKEA disponemos de muchos espacios y campos para trabajar (el restaurante, el bistró, la Tienda Sueca, platos calientes, platos fríos, etc.). Aplicamos nuestra filosofía de diseño democrático a los productos de decoración, pero también a los alimentos. Intentamos explotar lo que sabemos hacer bien y le damos forma de alimento.
¿Qué responsabilidades y tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Lo más divertido es trabajar codo a codo con los proveedores. Juntos podemos conseguir cosas importantes. Hace poco que hemos empezado, pero ya estamos viendo que funciona.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar ese puesto?
Yo suelo leer muchos informes sobre tendencias para saber qué tipo de productos necesitamos y cómo podemos hacerlos. Después comienzo a cocinar y a probar y me reúno con los proveedores.
¿Qué es lo que más te gusta de los valores y cultura de IKEA?
Me gusta que trabajemos pensando en el planeta, pero también en las personas. Queremos cuidar a las personas que hay detrás de los productos que vendemos. Queremos que nuestros colaboradores estén contentos y satisfechos, y que trabajen en unas condiciones adecuadas. Conseguir eso a escala global es todo un reto. Nos esmeramos a nivel local para conseguir el éxito global. Somos una empresa enorme, pero de trato familiar; eso está genial. El hecho de haber propuesto la creación de mi propio puesto y que IKEA aceptara mi propuesta ha sido increíble. Otra empresa no lo hubiera hecho.
línea gris
Imagen de Eldin Topic, jefe de asistencia a ventas y suministro, Logística
Eldin Topic
Jefe de asistencia a ventas y suministro,
Logística
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Logística
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Comencé trabajando en el centro de distribución de Älmhult como conductor de carretillas; estuve seis años. Hace dos años empecé en el departamento de logística de una tienda IKEA. Después me inscribí en un programa de “aspirantes” y conseguí un puesto en el departamento de Asistencia a ventas y suministro. He trabajado en el sector de la logística toda la vida. Es un campo que me gusta mucho, pero me apetecía probar algo distinto. Así que decidí salir de mi zona de confort. Este nuevo puesto me está introduciendo en el interesante mundo de las ventas.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Estaba estudiando y necesitaba encontrar trabajo. Después de trabajar en el centro de distribución acepté un puesto en una tienda IKEA, a pesar de que el sueldo era inferior. Comencé trabajando 6 horas a la semana en verano. Acepté esa oferta con la esperanza de poder progresar con el tiempo.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Me gusta hacer que mis colaboradores se sientan motivados y mejoren día a día. Aunque eso es algo que está en sus manos. Yo no puedo hacerlo por ellos. Yo les ofrezco la ayuda y el apoyo que necesitan, pero son ellos los que tienen que saber aprovecharlo. Para mí es muy importante motivarlos. El cliente es nuestra principal responsabilidad. Nos esforzamos a diario para cumplir las expectativas del cliente. Siempre digo a mis colaboradores que su trabajo no se limita a transportar palés. Para mí su tarea principal es hacer realidad los sueños de la gente. No se trata, sencillamente, de conducir una carretilla y marcharse a casa.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Uno no debería elegir su trabajo. Debería elegir a su jefe.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Me gusta saber que ofrecemos productos para todo tipo de personas, con mayor o menor poder adquisitivo. Trabajamos constantemente para mejorar nuestros productos. No solo para abaratarlos, sino para que resulten más prácticos y útiles para los clientes. Cada uno de los pasos que damos lo hacemos pensando en el cliente, no en nosotros. Queremos cumplir sus expectativas. Los jefes de IKEA saben ver el potencial de cada persona. A veces uno es capaz de hacer mucho más de lo que imagina. Cuando trabajaba como colaborador no imaginaba que podía llegar a ser jefe. Mi jefe, en cambio, vio en mí algo que le llevó a proponerme que me uniera al programa de “aspirantes”. Es algo único de IKEA.
línea gris
Imagen de Jakob Dackander, vendedor de dormitorios, Ventas
Jakob Dackander
Vendedor de dormitorios,
Ventas
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Ventas
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Comencé trabajando en el departamento de venta de dormitorios el verano del 2014. Trabajé durante el verano para poder costearme el billete y el visado para ir a Australia. En Sídney solicité un puesto en IKEA, donde trabajé en el departamento de logística. Durante los fines de semana trabajaba en lo que más me gustaba, vendiendo camas. Era extraño, porque el surtido de allí era diferente. Trabajé cuatro meses y medio y después me fui de viaje. Durante el tiempo que estuve en Australia seguí en contacto con mi jefe de Älmhult, y cuando volví a Suecia me ofrecieron un trabajo en verano. De eso hace ya casi un año. Ahora vuelvo a vender camas.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
El motivo principal es que me permite viajar y ofrece muchas oportunidades a nivel internacional. Sabía que trabajar en IKEA era una oportunidad que no podía dejar escapar. Lo que hago en Älmhult lo podría hacer en cualquier otro país, si quisiera.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Lo que me resulta más interesante es ayudar a otras personas. Yo, que trabajo principalmente en el departamento de Dormitorios, sé que no es fácil elegir una cama adecuada; saber que puedo ayudar a la gente es muy gratificante. Todo lo que sé al respecto me lo han enseñado en IKEA. En IKEA se aprende mucho. Por eso estoy capacitado para ayudar a la gente e intentar mejorar sus vidas.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Cuando uno es uno mismo, la gente lo acepta tal cual es. Con los clientes ocurre lo mismo. Me aceptan como soy. Cuando estoy en tienda, no me planteo vender todo lo que pueda. Sólo intento ser yo mismo y hablar con los clientes con naturalidad. Creo que IKEA decidió contratarme precisamente por eso, por ser yo mismo. No tiene sentido mostrarte de otra manera. Sé tú mismo.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
El compañerismo. El hecho de que los responsables nos traten de igual a igual. Tienen muchas responsabilidades, pero siempre están ahí cuando los necesitas. Yo solo tengo 21 años, pero mi jefe tiene muy en cuenta mi opinión y mis ideas. No me ignoran por el mero hecho de ser nuevo. Ofrecen a todo el mundo la oportunidad de contribuir de alguna forma. Si solo se les permitiera a algunos, todo sería distinto. Somos un equipo; un equipo con los pies en el suelo.
línea gris
Imagen de Maria Andersson, directora de centro, IKEA Centres
Maria Andersson
Directora de centro,
IKEA Centres
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de IKEA Centres
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Antes de empezar en IKEA Centres, hace dos años, trabajé durante 20 años en el sector de la moda. Siempre me han gustado las ventas y el trato con el cliente. Cuando empecé a trabajar como directora de centro tuve que aprender muchas cosas nuevas acerca de la relación con el cliente y la cooperación con los arrendatarios. He aprendido mucho. Me gusta mucho mi trabajo actual porque me permite hacer muchas cosas; cada día es diferente.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Me crie en una aldea muy cercana a Älmhult, por lo que IKEA ha formado parte de mi infancia. IKEA es una de las empresas más interesantes de Suecia, así que cuando me surgió la oportunidad de trabajar en IKEA no lo dudé ni un momento. Además era consciente de que allí me podrían surgir más oportunidades de cara al futuro. Estoy muy contenta de trabajar en IKEA. Por otro lado, sé que si quisiera conocer mundo IKEA me ofrecería la oportunidad de hacerlo.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
A mí me encanta colaborar con los arrendatarios. Crear cosas con ellos que motiven a los clientes a visitarnos es muy divertido. La visita comienza en la zona de aparcamiento y nuestro campo de trabajo abarca desde el parking hasta el centro comercial; tenemos que hacer lo posible para animar a la gente a que visite IKEA. Una parte muy importante de nuestro trabajo consiste en crear lugares de encuentro para que la gente disfrute de una buena experiencia cuando nos visita. Es muy interesante colaborar con el equipo del centro comercial; colaboramos unos con otros en las distintas tareas.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Es importante dar siempre prioridad a los clientes, tanto a los arrendatarios como a los visitantes. Debes hacerlo todo pensando en los clientes. Debemos plantearnos siempre la siguiente pregunta: ¿Esto es bueno para los arrendatarios o los clientes? Es importante hacerles partícipes del proceso y trabajar en equipo.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Lo que más me gusta es la humildad y la fuerza de voluntad. También me gusta que se hable de los valores en el trabajo diario. Se puede debatir lo que haga falta. Antes de tomar una decisión como líder, debes plantearte si predicas con el ejemplo. En caso afirmativo, debes seguir adelante con la decisión. Considero que soy el primero que debo aplicar los valores en nuestro trabajo. Si no lo hago, como líder que soy, todo se queda en palabras. Es muy importante trabajar en equipo y hacer partícipes a todas las personas que trabajan contigo.
línea gris
Imagen de Josefin Matsdotter Berggren, decoradora, Com&In
Josefin Matsdotter Berggren
Decoradora,
Com&In
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Com&In
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Trabajaba como diseñadora autónoma en Estocolmo, pero siempre quise trabajar en IKEA. Estuve haciendo cursos durante un año y después hice prácticas en IKEA. Quería trabajar en Älmhult, donde había empezado. Llevo un año trabajando en la tienda IKEA de Älmhult.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Soñaba con trabajar en IKEA desde bien pequeña. De niña me encantaba ir a IKEA. Conocía todas las colecciones. Me encantaba IKEA. Tenemos un lenguaje estético muy rico. Me encanta cómo lo transformamos en productos nuevos, año tras año. Es un placer poder participar en todo ese proceso. Además hay gente de todas las culturas, aportando ideas y ofreciendo un sinfín de oportunidades.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Me encanta amueblar los espacios imaginando a las personas que los van a utilizar y lo que van a hacer en ellos. Es como crear una historia. Me parece fascinante. Llevo poco tiempo, pero siento que puedo tomarme la libertad de dejar volar mi imaginación; no me ponen límites. Eso me ayuda a mantener muy despierto mi espíritu creativo. Por otro lado, necesito enseñar a los clientes buenos productos. Es como una filosofía. Una necesidad de hacer eso por las personas.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
¡Que es mucho mejor de lo que uno imagina! Hay que tener en cuenta muchos factores, pero básicamente hay que trabajar pensando en la mayoría de las personas. No se trata de seguir las últimas tendencias, aunque también debemos estar al día.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Todo el mundo está siempre dispuesto a ayudar a los demás. Se valoran mucho las habilidades particulares de cada uno, sean las que sean. IKEA sabe sacar lo mejor de cada persona; no pretende que todos seamos iguales. IKEA identifica nuestros puntos fuertes y nos deja desarrollarlos.
línea gris
Imagen de Jackline Kibunja, responsable de equipo, Relación con el Cliente
Jackline Kibunja
Responsable de equipo,
Relación con el Cliente
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Relación con el Cliente
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Comencé haciendo 6 meses de prácticas en noviembre del 2011. Me gustaba mucho lo que hacía; también lo que hago ahora. En 2012 me ofrecieron un puesto para la temporada de verano y desde entonces trabajo en IKEA Malmö.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Estaba buscando trabajo, e IKEA es una de las mejores empresas de Suecia. Quise probar.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Me gusta trabajar como responsable de equipo en tienda. No es una tarea fácil, pero me gusta. Tengo que estar todo el rato de un sitio para otro: recibiendo a la gente, en caja, respondiendo preguntas, etc. Trabajando como responsable de equipo se aprende mucho. Es interesante y divertido. Me gusta trabajar con las personas. Me gusta hablar con la gente y ayudarla, tanto a clientes como a colaboradores.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Le diría que tiene que tener don de gentes. Hay que saber comunicarse con la gente y controlar el estrés. Hay que tener una actitud positiva y sonreír a todo el mundo durante toda la jornada de trabajo. Al final uno se acostumbra y aprende a concentrarse en el cliente que tiene delante.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Me gusta la relación que hay entre nosotros. Nadie se considera superior a nadie. El jefe es como uno más de nosotros. Eso es algo que me encanta de IKEA. Me gusta que IKEA contrate a personal de diferentes culturas. Todo el mundo tiene la oportunidad de trabajar en IKEA. A veces no importa los estudios que tengas; una vez empiezas puedes aprenderlo todo. Se nos tiene en cuenta a todos.
línea gris
Imagen de Tobias Johansson, Analista, Comercio electrónico
Tobias Johansson
Analista,
Comercio electrónico
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Comercio electrónico
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Ya había trabajado anteriormente un par de años como asesor y me apetecía trabajar dentro de la empresa. Cuando me surgió la oportunidad de trabajar en IKEA, no me lo pensé. Desde dentro uno conoce mejor la empresa y participa en los proyectos de principio a fin.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
Siempre me ha gustado mucho la marca IKEA. Como nací en Suecia, me he criado rodeado de productos de IKEA. Desde un punto de vista profesional, analizar uno de los sitios web de uno de los comercios minoristas más grandes de Suecia me parecía interesantísimo. Nuestra web la visita casi un 10 % de la población sueca cada semana; disponemos de muchísima información para analizar el comportamiento de los usuarios y el funcionamiento de nuestro sitio web.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Mi tarea consiste en interpretar la información que recogen nuestras plataformas digitales. I gusta identificar y resolver los problemas que puedan tener los clientes para mejorar su experiencia de compra. Conocer el comportamiento en línea de nuestros clientes mediante el análisis de la web, las encuestas a los usuarios y los test A/B nos permite identificar las áreas que debemos mejorar. Si encontramos la manera de aumentar nuestra tasa de conversión de comercio electrónico, aunque sea solo un poquito, podemos mejorar mucho el negocio. Eso hace que mi trabajo me resulte muy gratificante y divertido. Todavía podemos personalizar más y mejorar mucho la experiencia de compra en IKEA.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
Tener paciencia es fundamental. Lleva bastante tiempo conocer el funcionamiento de la empresa y saber quién se encarga de cada cosa. Uno se siente novato durante mucho tiempo... También debemos ser conscientes de que no somos una empresa que destaque en la industria digital, pero estamos avanzando mucho y vamos muy bien encaminados. Tenemos un gran potencial.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
La gente es muy optimista y simpática y siempre está dispuesta a ayudar, sin importar el cargo que ocupen. A pesar de ser una multinacional, se respira un ambiente muy familiar.
línea gris
Imagen de Stefania Nervi, especialista en contenido del catálogo, Marketing y comunicación
Stefania Nervi
Especialista en contenido del catálogo,
Marketing y comunicación
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Marketing y comunicación
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué
has hecho hasta el momento?
Me trasladé a Londres para hacer un máster. Vi el anuncio de unas prácticas en IKEA y me pareció que sería estupendo trabajar allí; estaba estudiando, pero el trabajo era solo para unos meses. Mi sorpresa fue que me hicieron un contrato indefinido. Ahora llevo cinco años trabajando aquí y formo parte de un equipo de comunicación global.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
He estudiado lo que más me gusta: comunicación. Recuerdo que cuando era pequeña, en Italia IKEA era diferente al resto de empresas. El estilo de comunicación externa dejaba ver que era una empresa integradora, y lo he podido constatar como trabajadora. Las comunicaciones de IKEA siempre han sido diferentes; eso me gusta mucho. En el catalogo aparecían unas casas de ensueño y siempre me imaginaba viviendo en ellas. Desde entonces mi sueño ha sido trabajar en el catálogo de IKEA, en el contenido más concretamente. Ni siquiera sabía que mi puesto actual existía. Es el trabajo de mis sueños.
¿Qué responsabilidades y
tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
El ser tan fan del catálogo de IKEA fue una de las cosas que me ayudó a conseguir este puesto. Lo que más me gusta es que el catálogo es una comunicación global que llega a millones de hogares. Realmente puede llegar a cambiar la vida de muchas personas. No conozco ninguna otra comunicación que se reciba en casa que ayude a mejorar el día a día de las personas. Es un medio muy efectivo.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar
ese puesto?
El catálogo IKEA entra en millones de hogares cargado de ideas para que la gente pueda mejorar su día a día. Consigue que nos planteemos hacer muchas cosas en casa: desde mejorar pequeños detalles que ni siquiera habíamos visto, hasta llevar a cabo grandes proyectos con soluciones nuevas. El objetivo de IKEA está clarísimo: mejorar la vida de las personas facilitándoles el día a día en sus hogares. Y el catálogo IKEA es un medio global, así que no debemos olvidarnos de la diversidad y de que cada cultura tiene una manera distinta de interpretar la información que recibe.
¿Qué es lo que más te gusta de
los valores y cultura de IKEA?
Me gusta la ayuda que recibo por parte de la empresa y los colegas. También valoro mucho que exista la posibilidad de trabajar en otros países. Se puede trabajar en países de todo el mundo y hacer cientos de cosas diferentes. Es una empresa que realmente ofrece posibilidades infinitas. Puedes pasar del departamento de logística al de recursos humanos, y ocupar todo tipo de puestos.
línea gris
Imagen de Sofie Johansson, cambios y devoluciones, Relación con el Cliente
Sofie Johansson
Cambios y devoluciones,
Relación con el Cliente
Silueta de un producto de IKEA que representa el área de Relación con el cliente
¿Cómo empezó tu andadura con IKEA y qué has hecho hasta el momento?
Comencé a trabajar en el centro de atención al cliente de IKEA atendiendo las llamadas telefónicas. Soy una persona muy sociable y me encanta el trato con la gente. Mi jefe se dio cuenta de eso y me ofreció un puesto de cara al público. Me ayudó a contactar con el jefe de Relación con el cliente de una tienda IKEA. Me reuní con él y a ambos nos pareció que era un puesto muy adecuado para mí. Cuando surgió una vacante, solicité el puesto y me lo dieron.
¿Por qué querías trabajar en IKEA?
He crecido con IKEA. No conocía mucho la empresa, pero ¿a quién no le gustaría trabajar en IKEA? Se pueden hacer muchas cosas. Es una empresa abierta a todo el mundo. Es como una gran familia.
¿Qué responsabilidades y tareas te resultan más interesantes de tu puesto actual?
Me encanta resolver problemas. Es el trabajo ideal para mí. Me hizo mucha ilusión empezar a trabajar en IKEA. Estoy muy contenta y me encanta lo que hago. Cada cliente es distinto. Como soy muy creativa, resolver problemas me divierte, a pesar de que a veces no es fácil. He recibido muy buena formación relativa al surtido. Lo conozco muy bien y me gusta compartir mis conocimientos con los colaboradores. Me parece muy interesante atender a los clientes enfadados y decepcionados y conseguir que vuelvan a confiar en IKEA. Es una tarea muy gratificante.
¿Qué le dirías a alguien que se está planteando ocupar ese puesto?
En Relación con el Cliente, los primeros que tienen contacto con los clientes son los colaboradores de recepción, y los últimos los cajeros. Trabajamos en equipo para los clientes y tenemos una relación fantástica entre nosotros. Sabemos muchas cosas porque conocemos muy bien toda la tienda. Es un trabajo muy enriquecedor. Por eso trabajo en Relación con el cliente. Te tiene que gustar el trato con el público. Se aprende mucho sobre uno mismo. Se aprende sobre las personas, sobre los clientes, y sobre uno mismo. Eso me gusta mucho; por eso estoy tan contenta con mi trabajo.
¿Qué es lo que más te gusta de los valores y cultura de IKEA?
Soy una humilde empleada, pero tengo la habilidad de simplificar las cosas. Es algo que me sale de manera natural. No veo la diferencia entre un jefe y un colaborador. Mi jefe y mis colaboradores son iguales que los demás, y eso me gusta mucho. Para mí es muy importante tener un buen líder. Por eso intento predicar con el ejemplo. Me gusta que mi jefe me dé la libertad de hacer lo que considere. Aunque sé que tengo pocos conocimientos sobre algunos temas, también sé que puedo aprender mucho. Sé que puedo progresar. Mi jefe y mis colaboradores me motivan y me ayudan a mejorar.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
PERSONAS Y PLANETA
Por un futuro sostenible
Descubre cómo entendemos la sostenibilidad en IKEA y lo que hacemos para proteger a las personas y al planeta. Más información en Personas y Planeta
Foto de una joven india en una clase
ACERCA DEL GRUPO IKEA
Nuestra organización
Si quieres más información sobre lo que hacemos antes de ofrecerte para un puesto de trabajo, aquí puedes encontrarla. Acerca del Grupo IKEA
Hombre joven tomando café en el restaurante de la tienda IKEA