Zonas y diseños de cocina

Cómo prepararse para la planificación:
Zonas y diseños de cocina

Con unos cuantos principios básicos, puedes diseñar una cocina que satisfaga perfectamente tus necesidades, te ahorre tiempo y esfuerzo, y contribuya a que tengas un mejor día a día.
Rojo: zona de cocción, Azul: zona de lavado, Verde: zona de almacenaje

El triángulo de trabajo para crear un flujo de trabajo idóneo

Las principales funciones de la cocina se realizan entre la placa, el fregadero y el frigorífico. Estos tres puntos y la línea imaginaria que los une componen lo que los expertos en cocinas llaman el "triángulo de trabajo".

La clave es colocar estos tres puntos de forma que no estén muy lejos entre sí (para no tener que realizar demasiados desplazamientos por la cocina) pero tampoco demasiado cerca unos de otros (para que puedas trabajar de forma desahogada).

Lo ideal es que la línea entre estos tres puntos no supere los 6 metros en total. La distancia idónea entre los diferentes puntos de trabajo es de 90 cm.

Si crees que no tienes espacio suficiente en tu casa para una cocina triangular, no te preocupes: el triángulo de trabajo puede conseguirse con muchas distribuciones diferentes, según las preferencias y la forma del espacio.

Zonas de trabajo para simplificar el día a día

Cuando decidas dónde quieres poner los armarios y los electrodomésticos, resulta útil pensar en cuáles van a ser las zonas de trabajo. Este planteamiento, que se centra en las funciones en lugar de en los objetos, te permitirá crear una cocina eficiente y cómoda para todos los días.

Las tres zonas principales, en relación con el triángulo de trabajo, son: almacenaje (frigorífico/congelador y alimentos secos), lavado (fregadero, lavavajillas) y cocción (placa, horno, microondas). Ubicarlas bien es crucial para lograr un triángulo de trabajo ergonómico, con un flujo de trabajo natural y todo al alcance.

Estos son algunos consejos básicos a tener en cuenta cuando planifiques tus zonas de trabajo:
Zona de lavado
La zona del fregadero es importante. Coloca el frigorífico en un lugar de fácil acceso para que te resulte fácil coger y preparar la comida. Intenta tener la placa también a mano; lo agradecerás a la hora de escurrir la pasta y las verduras.
Zona de lavado
La zona del fregadero es importante. Coloca el frigorífico en un lugar de fácil acceso para que te resulte fácil coger y preparar la comida. Intenta tener la placa también a mano; lo agradecerás a la hora de escurrir la pasta y las verduras.
Zona de almacenaje
Para el almacenaje, planifica suficiente espacio para toda la comida, tanto alimentos secos como en la nevera. Una encimera cerca de tus armarios altos y del frigorífico te ayuda a colocar la compra.

Distribuciones habituales de cocina

En la mayoría de los casos, la forma y el tamaño de la cocina determina la distribución que acabarás eligiendo. No obstante, algunas distribuciones pueden adaptarse a tus necesidades y circunstancias mejor que otras. Estas son cinco distribuciones de cocina habituales con sus características principales. También muestran cómo planificar tus zonas de trabajo de forma idónea.
Cocina de una sola línea
Cuando el espacio sea escaso, la solución más práctica puede ser una cocina en hilera donde el triángulo de trabajo se reduce a una línea recta. Y queda bien estéticamente.
Cocina de una sola línea con isla
Esta cocina en una sola línea incluye una isla. Una isla proporciona mucho almacenaje y una mayor superficie de trabajo, pero requiere al menos 120 cm de espacio libre alrededor para trabajar bien.
Cocina en forma de L
La cocina en forma de L es ideal si quieres tener una pequeña mesa de comedor o isla de cocina. También es una buena forma de sacar más partido a una esquina y para integrar la cocina en un comedor.
Cocina en forma de U
Si dispones de un espacio amplio, lo mejor es una cocina en forma de U. Te proporciona el máximo espacio y muchas opciones de almacenaje, y lo deja todo al alcance. Si la cocina es muy grande, es importante que los puntos del triángulo de trabajo (ver la definición más arriba) no estén muy distantes entre sí.
Cocina en paralelo
Para esta distribución no necesitas contar con mucho espacio. Es ideal para preparar comida; y ofrece dos zonas para trabajar y almacenar, una enfrente de la otra. De hecho, es la favorita de muchos chefs profesionales.


Ideas para la cocina de tus sueños

Desde iluminación a trucos para ahorrar energía. Aprovéchate de nuestras propuestas y añade tus propias ideas.

Diseña tu cocina hoy

Diseña y previsualiza tu nueva cocina en 3D con IKEA Home Planner