Un desayuno de Navidad perfecto para los más pequeños de la casa

Durante las vacaciones de Navidad de los niños, aprovecha para darles un homenaje en forma de desayuno!

¡Las navidades ya están aquí!

Las vacaciones de Navidad nos permiten disfrutar de más tiempo con nuestra familia. Los niños tienen muchos días libres y podemos aprovechar para organizar todos juntos un desayuno o merienda de esos que hacen historia.

A ellos no les importará demasiado la decoración de la mesa, pero seguro que les encanta verlo todo bonito y lleno de color. Esta mesa está pensada para disfrutar en familia durante el desayuno ¡y también después!

¿Qué hemos puesto en esta mesa?
Organiza un desayuno de Navidad para disfrutar con tus hijos

En esta apetecible mesa hemos contado con una vajilla blanca con el ribete rojizo, que le da aspecto navideño y es de lo más bonita. Las tablas de madera tienen dos cometidos: el primero de ellos es tener un lugar para colocar bizcochos, galletas y mermeladas; y el segundo es aportar calidez.

Además, a cada pequeño comensal le corresponde un tarrito con chuches, ¡un día es un día! Ten en cuenta que se las pueden guardar para comer durante el resto de las vacaciones.

Pero en esta mesa lo más importante es que también hemos dejado un pequeño espacio para que los niños puedan hacer sus propias galletas cuando terminen de comer: con su set de moldes, rodillos y tablas de madera. ¡Y es que una mañana de Navidad puede dar mucho de sí, organizando diferentes actividades con tus hijos!

1
Galletas de Navidad con masa de jengibre
Galletas de jengibre IKEA hechas con moldes de diferentes animales

Una de las opciones más entretenidas (y deliciosas) es hacer galletas con moldes de diferentes formas.

Para ello, solo necesitáis masa de galletas de jengibre, los moldes de animales (o de la forma que más os guste), un horno… ¡y ganas de probarlos!

2
¡O un bizcocho
de reno!
Con este molde para bizcochos de IKEA puedes divertirte haciendo riquísimos postres con tus hijos

Si preferís un bizcocho, también es otra opción muy sencilla, rica y ¡adorable!

Este con forma de reno es una auténtica maravilla para los peques de la casa (y los no tan peques).

3
Una casita de bizcocho de jengibre
La casita de bizcocho de jengibre de IKEA se construye paso a paso y es de lo más apetecible

También podéis optar por esta coqueta casa de bizcocho de jengibre que se “construye” paso a paso de una forma muy sencilla. ¡Los niños se lo pasarán en grande! Luego podéis decorarla con chocolate o lo que más os guste.

Y si queréis un entretenimiento algo más sencillo (y sin necesidad de horno ni comida), no te puedes perder esta manualidad para convertir tus moldes de galletas en adornos navideños.

Nivel de dificultad: Bajo
Tiempo estimado: 5 minutos por molde y 30 minutos de secado
Recomendación: poner papel de periódico como base para no manchar
Recuerda: ¡Los niños siempre acompañados de un adulto!

A nosotros nos encanta reutilizar las cosas. Y si los moldes de galletas van a acabar en el fondo del cajón tras la primera horneada (al menos alguno de ellos), te recomendamos que les des una segunda oportunidad para convertirlos en bonitos adornos personalizados. ¡No te llevará apenas tiempo y es muy sencillo y entretenido para hacerlo todos juntos!

¿Qué necesitamos para hacer nuestros adornos con un molde de galletas?

- Varios moldes de galletas: hemos utilizado los modelos DRÖMMAR. ¡Puedes customizar tantos como quieras!

- Pintura dorada en spray

- Purpurina dorada

- Opcional: cordel. Puedes atarle un cordel para colgarlo en el árbol.

¡Manos a la obra!

Paso 1: Preparar la mesa y escoger los moldes

Antes de empezar con nuestra manualidad, tenemos que ser cautos y proteger muy bien la mesa para que no se manche con el spray. Coge papel de periódico, alguna bolsa. Ahora, os toca escoger a pequeños y grandes las formas de los moldes que vamos a customizar: ¿un reno, un oso, una ardilla…?

Paso 2: Echa el spray de manera uniforme y con cuidado

¡Pasamos a la acción! Hay que coger el bote de spray y rociarlo sobre el molde de manera uniforme por todos lados (poneros guantes para no mancharos y recuerda que este paso debe ser realizado por un adulto).

Paso 3: Aplica la purpurina por los laterales

Antes de que se seque, es el momento de echar la purpurina por el contorno. Se quedará pegada por efecto de la pintura, así que no te preocupes, no tendrás que echarle ningún pegamento.

Paso 4: Deja secar

¡Y ya está casi listo! Ahora sólo hay que tener un poco de paciencia y dejar secar el tiempo que indique la pintura (suele ser una media hora aproximadamente).

Paso 5 (opcional): Un cordel para colgarlo

En función de dónde vayáis a colocar el adorno podéis ponerle o no un cordel. Si es para el árbol, no dudéis en atárselo. Y si no le ponéis nada, podéis colocarlo como un coqueto adorno de mesa.

¿Quieres ver más manualidades para hacer con tus hijos esta Navidad?
No te pierdas este marco personalizado con galletas IKEA

Productos relacionados

VINTERSAGA

Masa para galletas de jengibre

€2,50 / 0,5 kg

Novedad

BAKGLAD

Molde, forma de alce rojo

€7,50 / ud

VINTERSAGA

Casa de bizcocho de jengibre

€3,99 / 0,3 kg

DRÖMMAR

Cortapastas juego 6, gris plata

€6,99 / ud

Más inspiración

Una mesa de Navidad elegante y acogedora ¡al alcance de todos!

Leer más

Ideas para organizar la cocina esta Navidad y que todo salga perfecto

Leer más

5 consejos para celebrar tu comida o cena de Navidad

Leer más