Productos y materiales


Los productos de decoración del hogar de IKEA son seguros, tanto desde un punto de vista sanitario como medioambiental. Nuestros diseñadores, desarrolladores de productos y técnicos tienen en cuenta la seguridad y calidad de los productos, así como el impacto medioambiental que tiene cada una de sus fases de desarrollo.

IKEA y la nueva legislación de la UE sobre productos químicos, REACH


IKEA intenta evitar el uso de productos químicos y sustancias que puedan resultar dañinas para las personas y el medio ambiente. IKEA apoya la nueva legislación REACH de la UE sobre productos químicos, que se ajusta al enfoque preventivo que da IKEA al uso de dichos productos. Todos los productos IKEA de todos los mercados de todo el mundo deben cumplir las restricciones relativas a los productos químicos que recoge la legislación REACH.

Diseño ambiental


A la hora de desarrollar un producto, primero pensamos en el precio que el artículo tendrá cuando se venda en las tiendas IKEA. No obstante, nuestra voluntad de ofrecer precios bajos no nos lleva nunca a comprometer la calidad ni la seguridad de los productos IKEA. Nuestros diseñadores, desarrolladores de productos y técnicos tienen en cuenta la seguridad, la calidad y el impacto medioambiental en todo el ciclo de vida del producto.

IKEA tiene el claro objetivo de reducir, con el tiempo, el impacto medioambiental de toda nuestra gama. Utilizamos diferentes herramientas y procesos para garantizar la mejora de todas las fases del ciclo de vida de los productos: materia prima, fabricación, distribución, uso y final de vida útil.

Uso eficiente de materiales


IKEA apuesta por el uso de menos recursos para fabricar los mejores productos, sin que tenga un impacto negativo en su funcionalidad ni apariencia. Las principales materias primas usadas en los productos IKEA son la madera, el algodón, el metal, el plástico, el vidrio y el ratán. Además, intentamos usar tantos materiales reciclables y renovables como sea posible.

Reducción de residuos


IKEA trabaja activamente para reducir los residuos en la fabricación. Siempre que sea posible, intentamos aprovechar los residuos que genera un proceso de fabricación para la producción de otros artículos. IKEA recicla grandes cantidades de material, como cartón, papel, plástico, madera, metal y vidrio.
 
La mayoría de tiendas IKEA cuentan con puntos de recogida para que los clientes devuelvan los residuos, como los restos de material eléctrico, los embalajes, las pilas gastadas y las bombillas de bajo consumo, para reciclar.
 
IKEA intenta reparar los productos antes de desecharlos. Estos productos se utilizan como repuestos o se venden a precios reducidos en zonas de las tiendas especialmente destinadas a ello.

Seguridad en los productos de decoración del hogar


IKEA aplica el principio de prevención con respecto al uso de productos químicos y otras sustancias potencialmente peligrosas en nuestros productos y su impacto en la salud de los clientes y en el medio ambiente. Por ejemplo, cuando la legislación local de una zona determinada se ve endurecida en relación con el uso de productos químicos, intentamos aplicar los nuevos requisitos en el resto de países en los que operamos.

Especial atención a la seguridad de los niños


IKEA pone un interés especial en los productos para los niños, que deben cumplir unos requisitos de calidad y seguridad especiales. Gracias a nuestro programa de formación Escuela IKEA y los niños, los colaboradores de IKEA que desarrollan y compran los productos infantiles aprenden las necesidades de desarrollo, seguridad y salud de los niños.
 
En nuestro laboratorio de Älmhult (Suecia), que está homologado por una entidad independiente, probamos nuestros productos infantiles para que cumplan de una forma estricta las normativas nacionales e internacionales. También realizamos controles de seguridad de nuestros productos en laboratorios e institutos homologados independientes de todo el mundo.

Evaluación de riesgos y comprobación de los productos


IKEA realiza cada año cientos de pruebas a los productos a lo largo de todo su desarrollo. También durante su fase de producción. Una vez se ha aprobado la fabricación de un producto, cualquier propuesta de cambio en el propio producto o en su método de fabricación debe ser auditada por IKEA para decidir si es necesaria una evaluación de riesgos adicional.
 
También debemos asegurar que los productos químicos prohibidos, como el formaldehído y los ftalatos, cumplen estrictamente los requisitos de IKEA. IKEA cuenta con un laboratorio de pruebas homologado independiente que certifican cada año auditores externos; y laboratorios de pruebas independientes realizan pruebas aleatorias. IKEA exige a sus proveedores que adquieran productos certificados que hayan sido sometidos a pruebas por auditores externos independientes.

Consulta nuestro material

Descargar nuestros informes, Código de Conducta, etc.

Sala de prensa

Encuentra las últimas notas de prensa y tus contactos de prensa.

Trabaja en IKEA

Cuando creces,
IKEA crece contigo.