Iniciativa Social IKEA


La Iniciativa Social IKEA se creó en 2005 con el fin de cumplir el compromiso de la empresa de invertir en programas sociales a nivel internacional. Lo que comenzó siendo una lucha de IKEA contra el trabajo infantil en la cadena de suministro ha pasado a ser el amplio compromiso de "crear un mejor día a día para la mayoría" de los niños.
 
La misión de la Iniciativa Social IKEA es mejorar los derechos y las oportunidades de los niños, creando un cambio sustancial y duradero. Nuestros socios principales son las dos organizaciones internacionales más importantes a favor de los derechos de los niños, UNICEF y Save the Children.

Antecedentes


A mediados de los años 90, IKEA y otras muchas empresas empezaron a notar un crecimiento del trabajo infantil en el sur de Asia. Y en ese momento comenzó la lucha de IKEA contra el trabajo infantil en la cadena de suministro. En primer lugar, IKEA colaboró con Save the Children en la formulación de un código de conducta para el trabajo infantil, "La manera IKEA de prevenir el trabajo infantil", que establece claramente que todas las acciones que se realicen deben velar por los intereses de los niños. IKEA sabía que no se trataba simplemente de controlar que los proveedores de IKEA cumplieran dicho código, sino de que ese compromiso traspasara las puertas de sus fábricas y se extendiera a las comunidades.

El enfoque


La Iniciativa Social IKEA se centra en el derecho de los niños a tener una infancia saludable y segura con acceso a una educación de calidad. Nuestros socios principales son las dos organizaciones internacionales más importantes a favor de los derechos de los niños, UNICEF y Save the Children.
 
La Iniciativa Social IKEA comparte valores con sus socios y dichos valores comienzan por los niños. La Iniciativa Social IKEA invierte en una gran variedad de programas con un enfoque holístico para crear un cambio sustancial y duradero en las vidas de los niños y las mujeres; mejorar su salud, facilitar el acceso a una educación de calidad, y fomentar entre las mujeres la necesidad de crear un futuro mejor para ellas y para sus comunidades.
 
Recorremos este largo camino sabiendo que se necesitan grandes inversiones en la infancia a largo plazo, y convencidos de que debemos ayudar a los niños, especialmente a los más necesitados.
 
La Iniciativa Social IKEA cree que muchos granitos de arena hacen grandes montañas y se basa en los valores centrales de IKEA para poder invertir en proyectos importantes, sencillos y factibles.
 
La Iniciativa Social IKEA ha decidido concentrar sus compromisos de largo plazo en el sur de Asia, concretamente en India, donde los niños y las mujeres están muy necesitados y donde IKEA tiene una larga experiencia empresarial.