Inicio de sesión

Product Recycling Fund
The price of this item includes a contribution to a Product recycling fund to ensure that waste electrical and electronic equipment is collected and recycled in a responsible manner.
VUELTA A LA ACTIVIDAD 2017
Estudia a tu manera
Cuando piensas en un espacio de trabajo para hacer los deberes o estudiar, ¿te imaginas un escritorio y una silla? No eres el único. Para muchos de nosotros esa es la mejor manera de hacerlo, y a mucha gente le funciona. Sin embargo, lo cierto es que cada persona tiene unas necesidades particulares a la hora de concentrarse para hacer tareas nuevas o difíciles. Si creamos espacios de trabajo que satisfagan esas necesidades, no sólo aumentaremos la posibilidad de conseguir buenos resultados, sino que los conseguiremos de una forma más sencilla y divertida.
Una familia reunida en la cocina; los niños hacen los deberes y los padres preparan la cena.
¿Qué necesitas para concentrarte?
El aprendizaje es un asunto complejo, existen muchas teorías y algunas de ellas son contradictorias. Para averiguar cómo IKEA podía facilitar el aprendizaje de las personas, pedimos a Helle Fisker, profesora y formadora certificada de modalidades de aprendizaje, que nos diera algunas pautas. Nos habló sobre la importancia de la iluminación, la forma de sentarse y el ruido. También nos habló de tipos de aprendizaje como el táctil o el kinestésico, que necesitan usar las manos o el movimiento para concentrarse. También aprendimos que algunas personas necesitan ir picando algo para concentrarse o que necesitan más descansos que otras, sobre todo los niños que tienen que parar más a menudo para no aburrirse.
No Youtube Player
Rincón de estudio
A muchas personas les gusta tener un espacio de trabajo personal pero no aislado. Si montas una zona de estudio en la cocina, el salón, o incluso el vestíbulo, puedes conseguir ambas cosas. Pon un escritorio pequeño de pared y añade una silla giratoria para poder estudiar cómodamente sin ocupar apenas espacio. Pon estantes para guardar las cosas y personaliza el espacio con algún póster de fondo. Las minicómodas y cajas de distintos tamaños van muy bien para guardar las cosas pequeñas y son muy bonitas. Por último, pon una lámpara regulable para tener una iluminación adecuada.

barra naranja
Espacio concurrido
Hay personas que necesitan estar en espacios concurridos para concentrarse, y no pueden hacerlo estando sentadas correctamente en un escritorio. Afortunadamente, hoy en día es muy fácil acondicionar las estancias para hacer todo tipo de cosas en ellas. Un banco con un colchón y unos cojines encima puede ser una solución ideal para sentarse, y además permite guardar cosas. No te preocupes demasiado por su estética; puedes poner las fundas de cojín que prefieras en cada momento. Los soportes para portátil van muy bien para aprenderse el abecedario, y los carritos son muy prácticos para guardar y llevar de un sitio a otro los bolígrafos, folios, etc.

barra naranja
Guía rápida para estudiar mejor
Estos son algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar los lugares de trabajo.
Antes de empezar:
Fíjate bien en cómo estudia tu hijo; ¿qué necesita para poder concentrarse y hacer tareas nuevas o difíciles? En el caso de los adultos debemos plantearnos la misma pregunta. Para poder seguir los consejos que más se ajustan a tus necesidades y las de tus hijos, te proponemos una guía rápida , toma nota de vuestras preferencias y compáralas con las soluciones que te proponemos.
Una niña sentada en una silla giratoria de color blanco/rosa, junto a un escritorio de altura regulable también de color blanco/rosa, haciendo los deberes.Un rincón de estudio con un escritorio de altura regulable blanco y una silla giratoria negra.
Asiento formal
Te concentras mejor bien sentado en un escritorio. Asegúrate de que tanto la silla como el escritorio son de un tamaño adecuado para ti.
Un niño sentado en un sofá pequeño, haciendo los deberes. El sofá está debajo de una cama alta.Un hombre y su hijo sentados en un banco con almacenaje; el niño tiene un soporte para portátil en el regazo y está haciendo un dibujo.
Asiento informal
Te concentras más sentado en una silla cómoda, recostado en el sofá o tumbado en el suelo. Se podría decir que prefieres un entorno informal y cómodo.
Una niña haciendo los deberes con una lámpara de trabajo blanca.Detalle de un foco con pinza de color negro fijado a un estante.
Iluminación intensa
Prefieres estudiar en una estancia bien iluminada; te concentras más. También te gusta sentarte junto a la ventana para tener más luz natural.
Un niño sentado en un sofá pequeño, haciendo los deberes. El sofá está debajo de una cama alta.Una niña sentada en un sofá leyendo un libro, y en la pared de detrás del sofá una guirnalda luminosa con bombillas transparentes.
Iluminación suave
Te concentras más con una iluminación suave y te molesta la luz fluorescente e intensa para estudiar.
Una niña columpiándose en un columpio de interior.Detalle de un banco con almacenaje blanco con unas cajas de plástico pequeñas de color blanco y otras más grandes de color naranja.
Descansos para moverse
Para poder concentrarte, necesitas hacer descansos para moverte devez en cuando. No olvides que los niños necesitan hacer descansos con bastante frecuencia y no pueden mantener la concentración más de 20 minutos seguidos.
Una niña columpiándose en un columpio de interior.Una niña columpiándose en un columpio de interior.
Sonido
La música te ayuda a concentrarte y no te molesta escuchar a gente hablando de fondo. De hecho, cuando hay demasiado silencio haces ruido de forma voluntaria.
Una niña sentada en una silla giratoria negra para adolescentes.Una niña sentada en un soporte para trabajar de pie junto a un escritorio de altura regulable blanco, haciendo los deberes.
Movimiento / Aprendizaje kinestésico
Un poco de movimiento te ayuda a concentrarte (dando golpecitos con los pies, girando la silla, etc.).
Un niño con un soporte para portátil en el regazo haciendo un dibujo con lápices de colores.Detalle de una niña enganchando pegatinas en un libro.
Aprendizaje táctil
Una de las cosas que te ayuda a concentrarte para hacer tareas nuevas o difíciles es juguetear con algo (un bolígrafo, un peluche, una botella de agua vacía, un clip, etc.).
Una bandeja redonda de color rosa con un vaso de leche y aperitivos.Una niña haciendo los deberes en un tablero pequeño fijado a la pared, y varios estantes con cajas encima de éste.
Comida y bebida
Necesitas ir picando algo para concentrarte; antes de empezar a estudiar, te aseguras de tener a mano algo para comer.
Detalle de un cojín negro con problemas aritméticos en color blanco.Una niña acurrucada en un saco de dormir, leyendo un libro.
Ambiente interior cálido
Te encanta acurrucarte junto al radiador o cualquier otra fuente de calor. Te ayuda a concentrarte.
barra naranja
Espacio aislado
Si tu hijo necesita estar bien sentado en el escritorio para poder concentrarse, asegúrate de elegir una mesa del tamaño adecuado y que sea adaptable. Las sillas giratorias regulables nos permiten sentarnos más fácilmente en una posición adecuada. La clave para crear un espacio de trabajo realmente ergonómico está en personalizarlo en base a las necesidades particulares de cada persona. Sentarse de una forma adecuada es fundamental, pero también es importante poder moverse y cambiar de postura con facilidad.
Sin embargo, hay personas que tienen una mayor necesidad de moverse que otras. Si tu hijo es de los que necesitan moverse a menudo para poder seguir concentrados, ponle un columpio, una escalera de cuerda o cualquier otra cosa que le sirva para hacer alguna actividad física. Le irá bien para hacer los deberes, y dará un aspecto más divertido al espacio.

Guarida acogedora
A veces, la mejor manera de estudiar para conseguir buenos resultados es hacerlo recostado en el sofá. Elige asientos cómodos y una iluminación suave para leer. Opta por superficies y textiles de colores cálidos e intensos para crear un ambiente acogedor. Antes de empezar a estudiar, asegúrate de tener algo para picar a mano. No olvides hacerte con unas soluciones de almacenaje prácticas. Te irán bien para guardar las cosas cuando acabes los deberes.

Espacio flexible
El cuerpo humano necesita moverse, por eso lo ideal es ir cambiando de postura de vez en cuando. Para algunas personas el movimiento es indispensable para poder concentrarse. Afortunadamente, acondicionar los espacios de estudio para poder movernos un poco no es nada complicado. Una silla giratoria o un soporte para trabajar de pie son suficientes. Es una forma práctica de tener un espacio de trabajo ergonómico que se adapte a nuestras necesidades particulares, sobre todo si elegimos una mesa de altura regulable. Usa también un tablero para poner en la pared tus frases y objetos preferidos.

barra naranja
Guía rápida para estudiar mejor
Estos son algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar los lugares de trabajo.
Antes de empezar:
Fíjate bien en cómo estudia tu hijo; ¿qué necesita para poder concentrarse y hacer tareas nuevas o difíciles? En el caso de los adultos debemos plantearnos la misma pregunta. Para poder seguir los consejos que más se ajustan a tus necesidades y las de tus hijos, te proponemos una guía rápida , toma nota de vuestras preferencias y compáralas con las soluciones que te proponemos.
Zona de estudio compartida
Si compartes habitación en una residencia de estudiantes o te gusta estudiar con amigos, crea un espacio multifuncional. Pon asientos amplios y cómodos, soluciones de iluminación regulables y un escritorio bien iluminado junto a la ventana. Los pufs grandes que se pueden colgar en la pared cuando no se utilizan son perfectos para cuando llegan visitas inesperadas. Lo mismo ocurre con las sillas plegables y los taburetes apilables (que también puedes utilizar como mesas auxiliares). Completa el espacio con auriculares para los más melómanos y colchas para los frioleros.

Guía rápida para estudiar mejor
Estos son algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar los lugares de trabajo.
Antes de empezar:
Fíjate bien en cómo estudia tu hijo; ¿qué necesita para poder concentrarse y hacer tareas nuevas o difíciles? En el caso de los adultos debemos plantearnos la misma pregunta. Para poder seguir los consejos que más se ajustan a tus necesidades y las de tus hijos, te proponemos una guía rápida , toma nota de vuestras preferencias y compáralas con las soluciones que te proponemos.

SÍGUENOS