Product Recycling Fund
The price of this item includes a contribution to a Product recycling fund to ensure that waste electrical and electronic equipment is collected and recycled in a responsible manner.
Rango de precio (€)
-

Colchcones de niños 8-12 años

Confort para que los niños puedan recargar las pilas

Los niños de 8 a 12 años hacen tantas actividades al cabo del día que su descanso es fundamental. Nuestros colchones para niños de entre 8 a 12 años ofrecen un gran confort, y cuentan con fundas extraíbles que se pueden lavar en la lavadora. Y nuestros colchones para literas, camas altas y camas extensibles permiten que tus hijos descansen correctamente durante años.

Colchones para niños de 8 a 12 años
  • Un buen descanso en un colchón adaptado a la edad de tus hijos

    ¿Necesitas colchones para niños? Conoce nuestra oferta de colchones en espuma, aprobados para niños de entre 8 y 12 años. Echa un vistazo a los modelos MALFORS y MOSHULT de 90x200 cm (u otros altos y largos que se adapten mejor al tamaño de su cama). La densidad de la espuma (diferente en cada modelo) proporciona el confort y el soporte adecuado para toda una noche de reposo. Escoge entre dos tipos de firmeza y recuerda que los colchones tardan alrededor de un mes en adaptarse a un cuerpo, con lo que al principio parecen más firmes. La funda, realizada en poliéster y algodón, puede retirarse y lavarse a máquina a una temperatura máxima de 60 grados, ¡ideal para acabar con los ácaros! Ambos modelos vienen con 25 años de garantía.

  • Todo para el buen reposo de tus pequeños

    Conoce nuestros modelos de colchones para habitaciones infantiles. Los modelos de espuma son ideales para que tus hijos se levanten con las pilas recargadas después de una noche de correcto descanso. Ten presente todos los detalles que hacen de las camas de los niños unos lugares de reposo, empezando por la higiene: apuesta por un cutí que puedas lavar, como el de los modelos MALFORS y MOSHULT, especialmente si tu hijo es alérgico a los ácaros. Puedes añadir un protector de colchón, que hará que éste dure más y en mejor estado. Ficha una buena almohada que no desmerezca el colchón, y, para su confort térmico, hazte con un edredón y una funda nórdica para niños, así como ropa de cama adecuada para cada estación.