Product Recycling Fund
The price of this item includes a contribution to a Product recycling fund to ensure that waste electrical and electronic equipment is collected and recycled in a responsible manner.
Rango de precio (€)
-

Espejos

Encuentra espejos de tu estilo

Los espejos no solo sirven para ver cómo tienes el pelo. La forma y el marco pueden hacer que resulten muy decorativos. Coloca un espejo de pared grande, o varios pequeños juntos, para que los espacios parezcan más amplios y luminosos. Nuestra gama incluye diferentes tipos y estilos de espejos para que encuentres los más adecuados para cada lugar de la casa.

KNAPPER espejo de pie, blanco Ancho: 48 cm fondo: 51 cm Altura: 160 cm
KNAPPER
espejo de pie
€ 39,99
/ud
Ancho: 48 cm, fondo: 51 cm, Altura: 160 cm
HARRAN espejo de pie, blanco, blanco Ancho: 49 cm fondo: 43 cm Altura: 149 cm
HARRAN
espejo de pie
€ 39,99
/ud
Ancho: 49 cm, fondo: 43 cm, Altura: 149 cm

SEGURO QUE TE INTERESA:

  • Espejos: echa un vistazo a nuestra amplia gama

    Te presentamos nuestros espejos. Encontrarás una gran variedad de estilos, tamaños, formas y marcos, así como espejos aptos para espacios con humedad, como el baño. Los espejos no sólo sirven para ver cómo tienes el pelo; los grandes también aportan profundidad a los espacios haciendo que parezcan más grandes, luminosos y despejados. Los espejos de pared largos van muy bien para ver lo que llevas puesto de pies a cabeza. Los espejos más pequeños y los que tienen un lado de aumento van muy bien para tener una visión más detallada del rostro y poder arreglarte mejor. Puedes fijar algunos de nuestros espejos de tocador a la pared para ahorrar espacio.

  • Arte asequible con espejos

    Los espejos no sólo son prácticos. Iluminan las cosas y decoran mucho gracias a su variedad de formas y marcos. Muchos de nuestros espejos de pared se pueden colgar vertical y horizontalmente. Así que puedes elegir la opción que mejor se adapte a tu espacio y a tus necesidades. Echa un vistazo también a nuestros espejos pequeños. Puedes colocarlos juntos en la pared creando la forma que quieras. La combinación puede ser del tamaño que quieras; tan sólo tienes que ir añadiendo espejos pequeños. Incluso puedes mezclar fotos familiares con cuadros para conseguir una obra de arte única y económica.